Despedidas, bienvenidas y cambios

por Carlos Villalpando

La temporada del futbol mundial ha terminado (o está a punto en algunas ligas). Con esta temporada nos despedimos de grandes figuras, recibimos a nuevas promesas, volvemos a encontrarnos con viejos conocidos y los cambios se dejan venir.

Il Capitano

Il Capitano

En primera plana: se despide un grande (con otros dos monstruos debajo). Paolo Maldini, legendario defensa, representante máximo del amor a la camiseta, se ha retirado como futbolista con el club que lo vio nacer, crecer, y convertirse en una verdadera leyenda del futbol moderno. Tras 902 partidos vistiendo la casaca rossonera, ha dicho adiós a sus 40 años tras jugar los 90 minutos de la victoria del Milán contra la Fiorentina. Se dice que su legendario número se retirará hasta la llegada de su hijo, que también está en las inferiores del Milán. Ciao, gigante.

También bajo ese tenor se retiró uno de los 3 futbolistas más grandes que han salido de Portugal: Luis Figo, de 36 años. Pável Nedved se retiró de la Juve, aunque no del futbol, también a sus 36 años.Se rumora que ésta será la última temporada de Cuauhtémoc Blanco con el Fire, aunque él planea retirarse con el América. Habrá que ver qué deciden los directivos.

Florentino Pérez regresa a tomar las riendas del errático Madrid

Florentino Pérez regresa a tomar las riendas del errático Madrid

Florentino Pérez, por otra parte, ha regresado a la presidencia del club más importante del mundo, el Real Madrid, en medio de una crisis futbolística en la que está metido el club. Florentino fue la cabeza de la llamada época galáctica del Madrid, y aunque dicen que esa época ha finalizado, habrá que ver con qué bombas nos sorprende. Es por todos sabido el interés que tiene, desde antes de dejar la presidencia en el 2006, por Kaká, Cristiano Ronaldo y Steven Gerrard. Kaká y Gerrard han declarado que no quieren irse de sus clubes (siguiendo la línea de Maldini) y que quieren terminar sus carreras en el club donde empezaron. Personalmente, creo que así será.

ascenso2

Los Gallos Blancos regresan a Primera

Mis queridos Gallos Blancos han regresado a la primera plana del futbol nacional con un nuevo proyecto, dirigido por el admirable señor don Francisco Ibarra, un hombre que además de ser aficionado al futbol, sabe muchísimo de negocios. Por lo pronto, ya logró su objetivo principal, que era regresar a la Primera División nacional. Esperemos que éste sea el inicio de una nueva era para el Querétaro, que ha padecido de mala dirección y mala administración, y esta vez se puedan quedar como lo que son: un equipo que debería figurar en la Primera División de México durante mucho tiempo. A ver si el Necaxa puede regresar el siguiente año.

El Betis, por cierto, que vio nacer en sus filas al maravilloso Joaquín y tuvo a buenos jugadores durante su estadía en la Primera División española, ha regresado a Segunda tras una combinación de resultados que terminó salvando al Osasuna, Valladolid, Athletic, Sporting y Getafe. El de la liga española me parece uno de los esquemas más competidos en la lucha por librar el descenso. Para quien dice que los torneos largos no tienen emoción, ahí tienen, 3 descendidos, 5 salvados con un margen de 2 puntos (de 42 a 44 puntos finales) entre 7 equipos. Más emocionante no se puede poner.

Santos se rehúsa a deshacerse de su mejor jugador

Santos se rehúsa a deshacerse de su mejor jugador

El América ha regresado a su clásica técnica de desarmar clubes para poder competir y se ha lanzado a la búsqueda de nombres que van desde Ludueña y Mosquera hasta Giovani y Nery. Habrá que ver cuánta lana suelta el club que más gasta en nuestro futbol para rehacerse de nombres y dejar de lado a su cantera y a la continuidad de sus proyectos. Por su parte, Alejandro Irarragorri, presidente de Santos, ha dicho que la única manera de que se vaya Ludueña es que llegue a cambio una moneda igual de pesada: Salvador Cabañas. A ver si el América deja ir a su más valioso jugador que, además, se rumora es pretendido por grandes clubes europeos y sudamericanos.

Enrique Meza se despide de Pachuca, con el rumor de volver a Cruz Azul, ya que su familia reside en el DF y ya ha vivido suficiente tiempo lejos de ellos. Ancelotti se va del Milán con rumores a caer en el Chelsea, que a su vez se despide de Hiddink. Mientras tanto, técnicos que van desde el Chelís hasta Juande Ramos no tienen claro lo que pasará con su futuro.

Los Tecos cambian de esquema (aunque menos de lo que se esperaba) con la fundación de los Estudiantes Tecos y aunque mantiene la general de su esquema deportivo y directivo, al menos se deshicieron del espantoso uniforme a cuadros por uno que luce incluso decente.

El futbol de estufa inicia. A pesar de la crisis, se escuchan cambios sustanciales en los equipos del mundo. Nombres, patrocinadores, personajes y errores en esta temporada de verano. Y agárrense, que de esto nos queda mucho más.

Anuncios

Los Tecos desaparecen

Por Carlos Villalpando

Con información del diario deportivo Récord se da a conocer que dentro de dos horas aproximadamente se hará un anuncio oficial que cambiaría la cara de uno de los equipos con menos convocatoria en el campeonato mexicano: los Tecos de la UAG.

El ex-vicepresidente Chiva, Juan José Frangie, que recientemente se convirtió en socio mayoritario de los Tecos y que tiene un extraño parecido físico con Walter Mercado, ha comenzado la reestructuración desde el fondo. El equipo de los Tecolotes de la UAG dejará de ser para dar paso al nuevo equipo, los Estudiantes de la UAG.

Se habla de una reestructuración exhaustiva dentro de la institución, se habla de nuevo uniforme, nuevos patrocinadores: un comienzo fresco. Además, con esto se frena cualquier especulación que daba paso al renacimiento de los históricos Leones Negros de la UAG.

Habrá que verse qué tanto afecta esta reestructuración al funcionamiento del equipo, que vive una perpetua batalla contra el descenso, ya que me parece que a niveles directivos es donde deben empezar. Una institución nepotista (véase al presidente del club y al capitán en la cancha, que tienen el mismo apellido, y no sólo eso, son padre e hijo), altamente moralista y religiosa que se escuda en el nombre de una universidad pública – de las mejores del país -, algo que, en mi particular punto de vista, está mal. Una universidad pública tiene, por ley, que ser laica. Una institución que representa a esa universidad, entonces, también debería serlo. No dudo que desde los altos mandos hasta los más bajos se practique una religión (cualquiera que ésa sea) y no tengo nada en contra de ello; todos tenemos el derecho de practicar nuestra propia religión. Pero no deberíamos confundir nuestras creencias con lo que un equipo debe o no representar. Un equipo de futbol es eso, un equipo de futbol, y nada más.

Esperemos que con la llegada de Frangie y la creación de una junta de socios (algo que tenían las Chivas y que con la llegada de Jorge Vergara desapareció – igual que el puesto de Frangie) este equipo deje de ser uno de los principales candidatos a descender en todos los torneos de nuestro balompié. Junto a éste, se suele nombrar al Puebla y a alguno de los dos de Monterrey, que se la viven campechaneando los puestos de descenso entre ellos, con Tigres como el actual candidato. También habrá que ver cuánto afecta este cambio radical (es, en esencia, la creación de un “nuevo” equipo) a los seguidores de los Tecos (que son pocos) y cuánto cambiará la cara de esta institución, para ver si pueden conseguir nuevos adeptos.

Los equipos que representan universidades generalmente tienen gran convocatoria cuando están en primera división (Pumas, Tigres) y esto se debe a que cientos de miles de ciudadanos le deben su vida profesional al aprendizaje en las aulas de las mismas. No es lo mismo con Tecos. El estadio Tres de Marzo, con capacidad para 25,000 espectadores, suele lucir vacío. Los equipos ganan dinero primordialmente de la asistencia de sus seguidores al estadio. Es por eso que los grandes equipos suelen tener grandes estadios (o grandes precios en sus boletos), para cubrir la nómina, que va desde la plantilla hasta la agencia de promociones que utilizan. Sin dinero, desafortunadamente no hay futbol profesional.

Esperemos que esta reestructuración se haga plenamente (repito, muchos directivos deben irse) y que la UAG tenga un equipo digno de portar el nombre de la institución en su uniforme.

El 3 de Marzo se despide del Tecolote.

El 3 de Marzo se despide del Tecolote.

Cuando el Estudiante canta, el Tecolote muere.

Por Javier Manzanera

Finalmente se le hizo al Fabiruchis del futbol mexicano. Juan José Frangie, después de fracasar en el intento de renovar la imagen de varios equipos de nuestro país, por fin lo ha conseguido con los Tecolotes, que a partir de hoy se llaman Estudiantes de la Universidad Autónoma de Guadalajara.

Desde que entró como socio, Frangie ha insistido en llevar a cabo esta redefinición de la imagen del equipo, como parte de una estrategia de mercadotecnia para explotar el gran potencial que el empresario ve en la institución. Se modificarán nombre y escudo, y hasta los colores del uniforme –que ahora vestirá la palomita de Nike- sufrirán una metamorfosis, dejando los tradicionales cuadros rojos por motivos amarillos y negros. Según Frangie, de esta manera la comunidad universitaria y de egresados tapatíos se identificarán más con el equipo .

¿Le confiarías la renovación de tu equipo a él?
¿Le confiarías la renovación de tu equipo?

Suena más o menos convincente el argumento referente a la comunidad universitaria, dado que a diferencia de Pumas, Tecos nunca se ha dado a percibir contundentemente como un equipo representante de una institución educativa. Sin embargo, lo que yo veo en el fondo es una prueba más de que siempre que se busca introducir algo nuevo al futbol mexicano, terminamos copiando lo que vemos en Sudamérica.

Varios equipos de nuestro país han tropicalizado las porras de Boca Juniors. Tampoco tuvimos problema en llamar a los torneos cortos “Verano” e “Invierno” durante el período en que así se llamaban en Argentina. cuando en realidad la mayor parte de cada torneo ni siquiera tenía lugar durante la estación que lo bautizaba. Ahora, un empresario busca un nombre para su rejuvenecido equipo y le resulta muy fácil tomar el nombre de uno de los equipos de la primera división argentina.

No digo que sea malo tomar las experiencias de otros como información útil para aplicar a casos propios, pero imitar descaradamente tantos detalles puede provocar un cuadro severo de pena ajena. Por lo pronto, hoy Juan José Frangie presentará oficialmente su proyecto; ya veremos qué tan innovador resulta.

Más sabe el Tuca

Por Anjo Nava

El primer gol del duelo entre universitarios cayó cuando apenas había transcurrido el primer minuto del segundo tiempo. Era el partido de vuelta entre los Pumas de la U.N.A.M. y los Tecos de la Autónoma de Guadalajara. Ismael Íñiguez recorría la banda izquierda sin que ninguno de los contenciones zapopanos pusieran algún tipo de resistencia. Centros peligrosos y entradas enérgicas al área, complementadas por el ariete argentino Martín Bravo, Pumas parecía estar muy cerca de la segunda anotación.

Los de la U.N.A.M. se volcaban hacia delante con orden y llegadas. Sin embargo, en el minuto 60, anunciaban su primera modificación táctica. Ricardo Ferreti mandaba al campo a David Toledo por el propio Íñiguez, un cambio hombre por hombre, cuando éste estaba dando un partidazo. Incluso en la transmisión, Beto Aspe preguntaba si el cambio había sido por lesión, a lo que le respondieron que no. Pero lo más extraño pasó cuatro minutos después. El árbitro detenía, nuevamente, el juego para que ingresara Juan Francisco Palencia por, nada más ni nada menos que, Martín Bravo. En cinco minutos el Tuca había sacado a sus dos mejores jugadores. Las filas de los Tecos, que nunca fueron del todo ofensivas, se comprimieron más, resguardándose en su área de las embestidas universitarias. El “piojo” Herrera se conformaba con la derrota a uno, pero que era suficiente para clasificarlos a las semifinales.

Nadie rockea el banderín de aire como Paco Palencia

Nadie rockea el "banderín de aire" como Paco Palencia

El flujo del juego se estancó. El catenaccio, aunque espantoso para el entretenimiento de los aficionados, parecía estar funcionándole al técnico de los Tecolotes, quienes entregaron el balón a los Pumas. A pesar de los bizarros cambios del equipo dentro de la cancha, la estrategia no sufrió alteraciones; siguieron teniendo llegada, aunque más torpe y trabada. Fue hasta que en el minuto 85, Paco Palencia sacó un tiro raso y sin fuerza, pero muy bien colocado que le fue imposible detener al Chuy Corona.

El gol, además de clasificar al equipo capitalino, le dio una estocada anímica a los Tecos. Habían ya hecho todos los cambios —todos para fortalecer su defensa— y ahora estaban obligados a buscar una anotación. Pero fue el segundo cambio del Tuca quien definió el partido. En una llegada al área y con todo el tiempo del mundo para disparar, Toledo anotó en el minuto 90 del partido.

Hasta este momento, los cambios del Tuca habían sido inexplicables, y no es que el técnico predijera lo que estaría a punto de suceder, es lo que el técnico sabe que provoca darle un voto de confianza a sus jugadores, y claro, tener un poco de suerte.

La actitud ganadora del Camote

Por Javier Manzanera

Es bien sabido que para jugar futbol se necesita tener el corazón y otro par de asuntos bien puestos. En el caso de la irregular y sorprendentemente cambiante liga mexicana, eso puede bastar para que un equipo “chico” aniquile a uno “grande”.

El día de ayer comenzó la liguilla y fue una jornada de esas que los columnistas suelen denominar “rompe-quinielas”. En ambos partidos, el underdog salió triunfal, y todo a base de corazón. Primero, en duelo de universidades autónomas, vimos cómo el Tecolote adquiría una cómoda ventaja sobre el único equipo sobreviviente de los llamados “cuatro grandes”, por medio de un tremendo golazo de Carlos Morales y un penal correctamente cobrado por el siempre carismático Pony Ruiz.

Pero fue en el segundo partido donde vino lo verdaderamente emocionante, porque ¿quién es capaz de mantenerse serio y no emocionarse al ver hasta dónde ha llegado el Puebla de la mano del Chelís? Muchos equipos chicos suelen llegar a la liguilla y darse por bien servidos. Puebla no había calificado a una liguilla de Primera División desde hace ocho años, así que estos jugadores salieron a aprovechar la oportunidad, con una gran actitud futbolística y con enorme concentración.

Por el otro lado, Monterrey salió con el porte del equipo favorito, que ve hacia abajo a un equipo que hace muy poco estaba en la división de ascenso y que apenas el año pasado peleaba por no regresar a ese infierno. Así es, los Rayados salieron levantando la nariz queriendo reflejar su hegemonía y antes de que se dieran cuenta de la dignidad de su rival, ya iban perdiendo 2-0.

El Héroe de Angelópolis
El Héroe de Angelópolis

De ahí en adelante ya no importó la habilidosa persistencia del Chupete Suazo, quien por unos minutos logró aminorar la ventaja. El estado anímico del encuentro estaba establecido y Puebla nunca bajó las manos. El Cherokee clavó el tercer gol para la franja, coronando así la gran participación que había tenido durante todo el encuentro y dejando al Monterrey en un funesto agujero para el juego de vuelta.

Efectivamente, ayer en el Cuauhtémoc ganó la actitud, demostrando la importancia de estar en un buen lugar mental desde el primer minuto del encuentro, para destruir al oponente desde el principio. No puedo asegurar hasta dónde llegará el Puebla, especialmente considerando a esos dos imponentes gigantes del buen futbol en la cima de la tabla, pero sí puedo firmar que la Franja del Chelís está para cosas grandes y más vale que los demás equipos estén al tanto de ello.

Tercerismos

Por Ana Dávila

Oswaldo y Ochoa. Parece no haber mucho más que decir para el arco nacional. Oswaldo Sánchez, trayectoria y experiencia; Guillermo Ochoa, juventud y potencial. Medios, show  y sin duda alguna, mucho talento. ¿Hay algún justo medio? Sí, José de Jesús Corona podría estar ahí.

Dicen que hay que estar en el lugar adecuado en el momento adecuado. Corona es un ejemplo de cómo no se debe estar. El eterno tercero. El hermano de en medio.

El fenómeno tercerista (o segundista) no es exclusivo de Corona. No es sorpresa encontrar arqueros buenos que han tenido que vivir en la sombra por mucho tiempo -o para siempre-, un ejemplo ideal es el de Enrique “Ojitos” Meza, siempre detrás de Miguel Marín, uno de los grandes que ha venido a jugar a México. No pudo haber sido sencillo.

El verde no le van tan mal

El verde no le van tan mal

Pero algo podría ayudarle al joven J J–sólo 28 añitos-: tiene categoría, y en movimientos silenciosos pero calculados, efectivos, impone seguridad a su equipo. Es el único dueño de la defensa de Tecos. No lo rodea ninguna explosión mediática, pero así ha mantenido su portería segura. Con Pumas, la más segura del torneo. Y no es un equipo cuya gran fortaleza sea defenderse. Recién paró un penal, en la última jornada y no es la primera vez que lo hace. No sale en la televisión, no anuncia nada, no da fotografías impactantes. Creo que le ha hecho bien.

La batalla interna que debe estar librando Aguirre para elegir portero debe ser enorme. El hermano grande es perfecto para algunas cosas, el chico para otras. Y en esta decisión aparentemente de dos, el tercero podría beneficiarse. Puede ser que por primera vez, el hermano sandwich salga ganando.

Corona, tal vez ha llegado el momento de que juegues un partido tú. No un amistoso, uno de verdad. Uno en el que la Selección se esté jugando algo importante. Y que de ese uno se puedan desprender otro y otro. ¿Te llegará la oportunidad o estás condenado a ser “parte del plantel”?