Vuela, Paco Memo, vuela

Por Anjo Nava

A una jornada de terminar la fase regular del torneo de clausura, las aspiraciones de las Águilas del América por clasificar son casi nulas. Para esta osada hazaña necesitan vencer a su agonizante hermano menor, Necaxca, que Santos pierda, que empaten Indios y Chivas y, como si fuera poco, que no gane Morelia ni Jaguares. Si empate o pierde está fuera, otra vez. Sin embargo, una de sus figuras más emblemáticas, el arquero Guillermo Ochoa, debe sentirse de maravilla.

"¡A huevo, cabrones, me voy a Europa!"

"¡A huevo, cabrones, me voy a Europa!"

John Sutcliffe, de ESPN, dijo en el programa Futbol Picante que, finalmente, la directiva del América dejará que Ochoa brinque el charco y busque ser fichado por algún club europeo. Con apenas 24 años de edad, es un buen momento para el guardameta, ya que ha obtenido cierta atención en los últimos dos juegos de la Selección Mexicana, después de extirparle la titularidad de esa posición a Oswaldo Sánchez, aún bajo la patética dirección de Sven-Göran Eriksson. Aunque claro, jugar en Europa no significa que vaya a tener éxito. Con valiosas excepciones como Andrés Guardado, Carlos Salcido y por supuesto Rafael Márquez, los jugadores mexicanos que militan en las ligas europeas, suelen calentar las bancas, si bien les va.

Pero el caso de Ochoa es distinto. Se convertirá en el primer portero mexicano en tener la oportunidad de consolidarse en el extranjero, sin olvidar el triste caso de un envejecido Jorge Campos, que lo más lejos que llegó fue al Galaxy de Los Ángeles. Seguramente Ochoa será convocado a la Selección por Javier Aguirre, quien en repetidas ocasiones se ha manifestado a favor de la exportación de la mayor cantidad de jugadores posibles a las ligas europeas, y quien se encargará de mantenerle los tacos en la tierra.

Es el momento de que Paco Memo vuele, porque irónicamente, en su alado equipo actual, nunca lo podrá hacer.