Valverde se saca la espina.

Por Laones Galli.

Por fin, Alejandro Valverde llega con la malla de líder al final de una gran vuelta.

Por fin, Alejandro Valverde llega con la malla de líder al final de una gran vuelta.

Alejandro Valverde era uno de esos deportistas que están en el límite de la grandeza.

Un ciclista de etapas geniales e inolvidables, como aquel ascenso a Courchevel en el tour del 2005, doblegando a Armstrong en un increíble mano a mano.
Uno de esos que se convierten en líderes de equipo pero siempre tienen a los directores técnicos mordiéndose las uñas en los ascensos difíciles, anticipando la temida “pájara”, como le dicen en españa a eso que nadie sabrá nunca bien si tiene que ver más con la glucosa que con la mente o viceversa.

Un excelente clasicómano que, por algún motivo u otro, siempre defraudaba en las competencias de largo aliento.

Pues esos días se acabaron: hoy Valverde llegó con la malla oro a Madrid (será el último ciclista que lo haga: el año que viene pasará a ser roja) y ganó su primera gran vuelta. Se sacó de encima a Samuel Sánchez (segundo), a Cadel Evans (tercero. otro que vaya si tiene espinas que sacarse), a Ivan Basso (cuarto), a los Schleck (abandonaron los dos)… Pero sobre todo, se sacó de encima la pesada losa de ser el que siempre se queda en la puerta.

No es poca cosa.

“El tour y el mundial son objetivos razonables” dijo.

Algo de razón tiene, cuando se mata al fantasma de la derrota, todo puede ser.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s