Milimétrico

Por Ana Dávila

Los dos mejores equipos de Europa –y que alguien diga lo contrario- se enfrentan en una final soñada.. Sí, Chelsea y Manchester hubiera sido una revancha interesante, pero para qué mentir. Esta final es la buena.

En México hay una extraña relación de amor/odio con España, pero cuando se trata de futbol, les tenemos bastante afecto. No es algo nuevo, y en nuestra particular forma separatista, nos hemos dividido en madridistas y culés. Como en todo, hay quienes siempre han pertenecido a un bando y nunca se cambiarán (lo mínimo que se espera de cualquier aficionado decente) y hay quienes en la época galáctica fueron del Real y hoy se dicen blaugranas descaradamente. El villamelonismo es una actividad que se ejerce permanentemente en este país.
El punto es… hoy hay toda una legión barcista en México que defiende los colores como propios y declara campeón absoluto al equipo catalán.

Aun viendo cada partido del Barça, su arrollador desempeño, su superioridad absoluta en España, el derroche de talento que hacen ver “facilito” el futbol (y qué lindo es verlo así), no hay ni un barcista realmente barcista que no tema a la aplanadora inglesa con la que hoy se van a enfrentar.

Porque el Manchester es todo dinamismo y reinvención. Si no sale de una manera, sale de otra. Hay un momento (pero hay que poner atención) en el que se pierde el curso del balón con la vista, y de repente, ya está dentro de la portería contraria. Es un fenómeno. La liga inglesa se juega rápido, se juega fuerte y se juega sin rodeos.
Que los catalanes tienen con qué jugar, no tengo la menor duda.

¿Qué va a inclinar la balanza entonces?
Hay algunos detalles. La motivación será clave. Sí, el Barça trae un empuje impresionante por buscar el trébol (que los Reds ya pusieron en sus vitrinas en la 98-99), pero Manchester trae algo parecido por querer ser el primer bicampeón desde el cambio de formato de la Champions en el 92. Los ingleses perdieron su pase a la final de la FA Cup por un pelito, en los famosos penales, pero a cambio traen las copas del Mundial de Clubes, la Charity Shield y claro, la de Liga.

Ronaldo y Messi, su desempeño marcará la pauta. Ambos son candidatos fuertes para el Balón de Oro y buscarán lucir para darse una pequeña ventaja, pero cuidado con caer en egoísmos. ¿Quién sabrá jugar el partido grande?

Las bajas del Barça podrían representar un problema para el joven (y ya ídolo) Pep Guardiola, pues no contará con Márquez, Dani Alves ni Abidal, mientras que los de Ferguson extrañarán a Darren Fletcher, quien por una falta estúpida se hizo expulsar y probablemente sea algo que nunca se va a perdonar. Triste.

La diferencia es definitivamente milimétrica, pequeñita. Nada está dicho, y el que haya seguido (no sólo visto los resúmenes) a estos dos en sus ligas lo sabe. Pero sólo el que lo haya hecho. Los demás, pura especulación.

Anuncios

Un pensamiento en “Milimétrico

  1. Hola Ana Helena!!
    Felicidades por este artículo. Me da mucho gusto saber que sigues escribiendo sobre tu pasión. Bien!!
    Por acá en Nuremberg vimos la final y nos acordamos mucho de ti y tu hermano, nos faltaban las tribias y comentarios de ustedes.
    Para nosotros ésta final fue la mejor, pues ver de nuevo a dos equipos ingleses hubiera sido aburridísimo…en fin, sólo quería saludarte y desde Alemania felicitarte por tu artículo.
    Saludos,
    Vanesa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s